Pregón de las fiestas de Ntra. Sra. de las Nieves (Malpica de Tajo)

Si tienes un navegador antiguo o no te gusta cómo se visualiza la página, prueba con esta otra versión.

Pregón de Felipe Robles Ballesteros en la fiesta de la Nieves de Malpica de Tajo (2008)

Pregonero de la fiesta de las Nieves 2008

Gracias, Luís, por haberme metido en este pequeño, pero no por ello, importante aprieto. Gracias señor alcalde y, gracias, toda la corporación.

Amigos todos, muy buenas noches. No os preocupéis, que voy a ser muy breve.

Creo que la mayoría de vosotros, me conoce, pero para los que no me conocen o me conocen menos: yo soy de aquí, Malpica es…!me atrevería a decir… mi patria! y no he dicho chica, a sabiendas, porque esta clase de sentimientos, no son susceptibles de medida alguna. Aquí nací y aquí me crié. Aquí transcurrió, felizmente, mi infancia y mi adolescencia, con las obligadas estancias en la vecina Talavera, que imponía la duración del curso escolar. Aquí, también, recogí la flecha, que me asignó cupido. Aquí, por supuesto, me casé y de aquí partí, a causa de mis compromisos profesionales, pero desde siempre he tenido y sigo teniendo, a flor de piel, (casi como un estigma), la obsesión recurrente de la vuelta.

Hoy, después de 65 años y cuando los recuerdos me pesan más que las esperanzas, han cambiado tantas cosas que, se nos antoja o nos parece que navegamos, a ciegas, perdidos en la niebla o engullidos por la vorágine del cambio. Pero no os lo creáis, todo es pura apariencia.

Yo…. y la mayoría de todos vosotros, por no decir todos, no nos diferenciamos tanto de nuestros padres, de nuestros abuelos, somos los mismos, pero con coche, con tractores, con móviles, con ordenadores, con televisores de plasma y con más euros , para gastar alegremente y….sobre todo con tiempo, …… mucho tiempo para el ocio…..para el descanso, para las vacaciones, que ellos nunca tuvieron.

Malpica ha cambiado físicamente, se ha expandido a la largo y a lo ancho, también ahora hace intentos de extenderse hacia lo alto, pero….esta llana Malpica nuestra, sigue teniendo la misma identidad, la sociedad no se transforma tan deprisa, porque la identidad de un pueblo no se genera espontáneamente, porque sólo existe la historia en pasado y la que ahora estamos haciendo nosotros con el presente y la que nuestros hijos harán con el futuro.

Somos las gentes quienes imprimimos carácter a un pueblo y quienes conformamos su idiosincrasia ¿cómo es Malpica? ¿qué tiene Malpica, que a todos nos encandila? creo que la respuesta la podríamos encontrar en nosotros mismos.

Me preguntabas, Aurora, el sábado, noche, qué es lo que mas me atraía de Malpica, qué era Malpica para mi….aquí tienes la respuesta: Malpica ha sido y sigue siendo, la palabra clave, sobre la que gravita el universo de mis vivencias personales. Decir Malpica es … decir añoranzas, ausencias, idas, regresos, alegrías, tristezas, sueños,……….. ilusiones…confidencias….aromas, fragancias, (el buen perfume de la hierbabuena y de la buena albahaca, que tenia mi madre en sus macetas, aquella tibia tarde de marzo, sin flores, como bien diría don Antonio Machado).

He procurado, siempre, ser leal a nuestro pasado y también a nuestro presente, para seguir haciendo patria y para seguir haciendo pueblo. Decía, también, otro Antonio, esta vez, don Antonio Maura , que la patria (el pueblo) no existe, sin la lealtad de sus hijos. “Me duele España” decía, también, Unamuno: me duele Malpica…digo, igualmente, yo. No lo puedo remediar: soy malpiqueño, de profesión.

Y antes de dar luz verde al alboroto y a la alegría, quisiera dedicar un emocionado recuerdo para los que nos dejaron para siempre. Ellos fueron los tenaces forjadores del alma de este pueblo. Y también quiero dirigirme a los jóvenes, depositarios del rico legado de los que les precedieron y que constituyen las promesas de un futuro esperanzador, esta juventud que estudia y que trabaja y que quizá no vea luz al final de túnel, en un momento, como el actual, en que la sociedad experimenta profundos cambios y aumenta el riesgo de desmotivación personal,… ¡animo! pensad que vuestro esfuerzo y vuestra tenacidad, os hará libres.

Y…. ahora….si….ya vamos terminando. Tierno Galván, don Enrique, el ilustre alcalde de Madrid, decía “que los pregones deben ser como las minifaldas: cortos y que enseñen mucho”. Ciñéndonos, al menos , a la brevedad, …es hora de que se levante la veda para la alegría, la diversión , la solidaridad y la hospitalidad. ¡Qué suene la música ¡, …señor alcalde…. se me acaba de ocurrir una maldad…..…iba a decir que estalle la pólvora ¿por qué para la fiestas de la nieves no la tenemos? creo que seremos la localidad, a mucho kilómetros a la redonda, en donde no disfrutamos de este espectáculo, por estas fechas. Esperemos que esta pequeña maldad mía, sirva de sugerencia y cariñosa queja..., decíamos que suene la música, el estruendo de la no pólvora, (al menos este año), pero sobre todo, que nos estallen los corazones de alegría. Procurad ser felices hasta donde sea posible, todos estos días y… la semana que viene …la Virgen de las Nieves dirá —pues como están los tiempos y…. como diría mi madre:” no está la zorra pa bailes “.— pero, de todas formas que seamos la envidia de toda la comarca, cuando cunda la noticia de que hemos tenido las mejores fiestas de la nieves, de todos los tiempos.

Y ya termino. ¡Gracias por haber soportado, pacientemente, estas divagaciones mías, dichas en alta voz! y si, al final el pregón os ha resultado largo, que no lo creo, ha sido porque, sencillamente, no he tenido tiempo de hacerlo más corto.

¡ A ser felices!
¡Vivan las fiestas de las Nieves!, pero, por encima de todo, …¡viva Malpica!
¡G r a c i a s!

Malpica, 4 de agosto de 2008