Pregón de las fiestas de Ntra. Sra. de las Nieves (Malpica de Tajo)

Si tienes un navegador antiguo o no te gusta cómo se visualiza la página, prueba con esta otra versión.

Pregón de María López Bautista en la fiesta de la Nieves de Malpica de Tajo (1998)

Pregonera de la fiesta de las Nieves 1998

Doy las gracias a nuestras autoridades, porque me van a permitir hoy tener un mayor acercamiento con vosotros. A la comisión de festejos que ha tenido la gentileza de nombrarme pregonera de estas fiestas en honor a nuestra Patrona.

Agradecimiento y cariño expresados en un poema que dedico a todos: A este pueblo en el que he pasado la mayor parte de mi vida profesional; a esos padres que me dieron su confianza; a los que han compartido conmigo la difícil tarea de la educación, mis compañeros; y a tantas y tantas promociones de alumnos, que a lo largo de estos años, me han tenido que aguantar.

Os deseo unos días de felicidad y convivencia en paz, tanto a los que aquí nos encontramos, como a los que llegados de fuera, nos queréis acompañar. Que vuestra participación en todos los actos sea masiva y que al terminar los festejos podamos hacer un balance muy positivo de los mismos.

Mis queridos malpiqueños,
y en este día estival,
se me ha pedido pregone
nuestro festejo local.

Os tengo que confesar,
que no sabia si aceptar
la misión que se me ha dado,
pues en caso de fallar
no me podría perdonar
el haberos, defraudado.

Pero pensándolo bien
yo no me podía negar,
pues os debía agradecer
todo el amor y cariño
que a lo largo de estos años
me habéis querido ofrecer.

De parte del Sr. Alcalde
os quiero comunicar,
que en el día de la fecha,
como en años anteriores,
la fiesta va a comenzar.

En agradecimiento a todos
por este apoyo hacia mí,
mi pregón en este día
quiero que comience así.

---------------------

Malpica, grande y galana,
que te exhibes junto al Tajo
como mocita lozana.

¡Qué eres grande y señorial. . . !
nadie lo debe dudar
pues lo demuestra con creces
tu castillo medieval.

Malpica, pequeña pero gallarda,
en diversas ocasiones
has sido. Privilegiada
con la visita de un príncipe
que es hoy nuestro Rey de España.

Yo no sé lo que tú tienes,
pero, atraes con gran gancho
a todo el que hasta aquí llega
por razones de trabajo.

Te encuentras en una llanura junto
a las, aguas del río,
y en sus orillas te escoltan
vigilantes noche y día:
La Iglesia, la Casa de la Cultura
y tu bonito Castillo.

Ya mas arriba, en un alto,
tú tienes aun santuario,
donde vamos con frecuencia
a lo largo de todo el año.

Allí veneras a un santo
que es el orgullo del pueblo,
y del que todos recibimos: paz,
muchos dones y consuelo

¿Qué malpiqueño no vibra
en el día de su fiesta,
vistiéndose de morrache
o llevándole sus afrendas?.

Tus campos de regadío
llenos de maíz y alfalfa
que son para nuestro orgullo
la envidia de la comarca.

Tu gente trabajadora
cuida y mima con tesón,
junto a su pequeño huerto,
el tomate y el melón.

Tus campos de monte bajo
con tomillos y encinares,
tus pequeñas extensiones
de viñedos y olivares.

Con este inmenso equipaje
puedes estar orgullosa,
pues muchas localidades
junto a ti son poca cosa.

Y si tu pequeña industria
no es como tú la quisieras,
tenemos que conseguir
que pueda ser de primera.

-------------------------

Y ya en el terreno humano,
es hora de que se ensalce
la valía de estas mujeres
en cualquier faceta o arte.

Entre los matrimonios jóvenes
tenemos una cantera de actrices y de actores,
que sea cual fuere el papel que se les da,
no se les resiste nada
a la hora de interpretar.

Ya sea drama o sainete,
os metéis en el personaje con tal naturalidad
que nada tenéis que envidiar
al mejor profesional.

Con la misma sal y donaire
recitáis largas poemas
que imitáis a las cantantes.
Por eso a vuestro lado Karina,
Lolita, la Durcal o la Jurado,
pasan a segundo plano.

¿Y qué decir de las abuelas?,
que sois de lo más marchosas,
lo mismo nos representáis una obra de teatro
que nos bailáis una polca.

Cuando llega el carnaval,
no hay nadie que os, aventaje
a la hora de colocaros
los mas vistosos disfraces.

Y si es en la celebración
de la Semana Cultural,
acudís con prontitud
a preparar las paellas
que vamos a degustar.

---------------------

Mi pregón es también para esos hombres,
que a la largo de la semanas
empalman el día con la noche
trabajando en la besana.

Ese trabajo y esfuerzo,
que a veces no tiene recompensa.
Surgiendo algún contratiempo
cuando menos se lo piensan.

Yo vi como en días pasados,
se os cayó el alma a los pies,
viendo como la cooperativa
de pronto comenzó a arder.

¡Contemplar ese desastre
para vuestra economía,
ganada con tanto esfuerzo
y el sudor de cada día!

Por eso, ya desde aquí pediría
a los que tienen poder,
que os creen puestos de trabajo
que os permitan vivir bien.

Pero, ánimo, labradores,
no os vayáis a derrumbar
que tenéis quien siempre acude
a vuestra necesidad.

Si pedís a San Isidro
que os proteja las cosechas,
¿por qué no acudir a la Virgen
en el día de sa fiesta?

Tenemos también al Santo
a nuestro San Sebastián,
que si le pedís con fe
él no os lo puede negar.

Yo sé que cuando el Madrid,
quiso la copa ganar,
en Malpica ya sabían
que en España ese trofeo
no tardaría en llegar.

Pues he oído contar,
que unos chavales a diario,
le ponían la vela al Santo
para que obrara el milagro.

De modo que aquella moche
era tal su seguridad,
que presenciaron el encuentro
con mucha tranquilidad.

En este canto a este pueblo
yo no podría olvidar,
a tanta chiquillería
que son mi debilidad.

De ellos, montones de anécdotas
hoy os podría contar,
coma la de aquel parvulito
de cinco años de edad.

Se coloca un día a mí lado
y me dice muy formal:
¿Cómo es que tú señorita,
puesto que eres mayor ya,
aún no te has casado?.

Como no me lo esperaba
me dejó un poco asombrada
sin saber qué contestar,
pero al momento le digo:
¿Querrías tú casarte conmigo?

Enseguida me dio el sí
no se hizo de rogar,
pero que antes debía
decírselo a su papá.

En general no hay mala gente,
algunos algo diablillos,
pero fáciles de controlar
si se les sabe llevar.

Cada una es diferente,
pero la mayoría goza
de la misma enfermedad.
Es su poco amor al libro,
pues según ellos comentan,
aquel que los inventó
poco entendía de fiestas.

Aunque tengan ocasiones
en que te hacen de rabiar,
también existen momentos
que te dan felicidad.

Cuando en la escolaridad
ha habido aprovechamiento,
después que todo ha pasado,
es doble gozo el que tienes
de verles bien situados.

Hoy tenga mayor motivo
para estar feliz y contenta,
puesto que estas tres bellezas
que presiden nuestra fiesta,
también son de mi cosecha.

----------------------------

Y ya para terminar a nuestra patrona Blanca
le pediría tres cosas:
que nuestra localidad
se conserve siempre en paz.

Que todas seamos hermanos.
Que sepamos perdonarnos
nuestros fallos como humanos.

Y si esto lo conseguimos,
nuestro pueblo señorial,
será el orgullo y la envidia
de toda la Comunidad.